COMIENZA LA FIESTA DE LISTAS AL CONGRESO

Opinión Por

Conocimos la primera versión o presentación en sociedad, como dirían otros, de las listas al Congreso de los partidos políticos, movimientos, coaliciones y demás. Pero hasta el próximo lunes hay plazo para que quienes inscribieron dichas listas las modifiquen o las ajusten. Algunas listas acudieron a figuras femeninas reconocidas o a personajes nacionales para encabezarlas, otras a listas cerradas del tipo ‘cremallera’ para garantizar representaciones paritarias; las de los partidos tradicionales prefirieron la experiencia de sus barones electorales regionales. Después conoceremos los ‘colados’ en las distintas listas.

Pero lo interesante es lo que es ‘probable’ que suceda en estas elecciones para Congreso. Y en ello juegan varias opciones de comportamiento posible de los electores. En primer lugar si de nuevo los jóvenes o nuevos votantes van a acudir masivamente a votar por Congreso, o si por el contrario tendremos un comportamiento electoral tradicional y los aparatos electorales de los partidos terminan imponiendo sus mayorías. Igualmente qué tanta atracción entre los votantes generan figuras como la destacada medallista olímpica, o una reconocida periodista, o el veterano dirigente político que actuó como jefe negociador en La Habana. Otro interrogante es qué tanto jalonan a los votantes y sus preferencias, el que las listas al Congreso estén ‘atadas’ a las consultas para escoger los candidatos presidenciales en las distintas coaliciones electorales.

O si finalmente el ejercicio solo va a servir es para elegir un Congreso sensiblemente similar al actual –con nuevas caras, como ha venido sucediendo tradicionalmente donde se da una renovación de la tercera parte en cada elección- y de paso se reduce sensiblemente el número de aspirantes presidenciales a una cifra más realista –hoy día creo que hay demasiados aspirantes sin posibilidades reales-, al escoger los candidatos de las tres o cuatro coaliciones, aunque sigue siendo una incógnita si candidatos como el del Centro Democrático no va a participar en ninguna consulta, perdiendo la posibilidad de tener exposición mediática durante ese anticipo de campaña. 

Hasta el momento todo parece indicar que los partidos tradicionales mantendrán cercanamente a lo actual su representación en Senado y Cámara –con una ligera tendencia a la baja-, que la lista de la izquierda del Pacto Histórico aumentará levemente su actual representación, que el Partido Alianza Verde tendrá un golpe negativo resultado de su ’implosión’ –puede disminuir sus congresistas-. 

¿La campaña al Congreso marcara hasta mayo la prioridad de los debates? O por el contrario ¿serán los pre-candidatos presidenciales quienes acapararan la atención de los potenciales votantes? Esto parece será diferenciado en cada una de las coaliciones. En la del Pacto Histórico no parece existir muchas posibilidades de ganarle a Gustavo Petro con la excepción, un poco lejana, de la pre-candidata Francia Márquez con posibilidades de ganar, el interés puede desplazarse al debate de las listas al Congreso. Lo que no sucede igual en la Coalición Centro Esperanza donde la controversia entre los tres más opcionados, Sergio Fajardo, Alejandro Gaviria y Juan Manuel Galán y en la Coalición Equipo por Colombia, en la cual la disputa entre Alex Char, Fico Gutiérrez y Dilián Francisca Toro puede volver atractivo el debate entre los pre-candidatos presidenciales.

Algunos dirigentes liberales y de Cambio Radical siguen planteándole a Germán Vargas Lleras que presente su candidatura presidencial, que consideran puede despertar expectativas de éxito; sin embargo no se conoce ningún pronunciamiento del líder de Cambio Radical en ese sentido y por el momento es sólo una posibilidad.

Doctor en Ciencias Políticas, de la Universite Catholique De Louvain, y Magister en Política Social de la Universidad Externado de Colombia. Es autor de múltiples investigaciones y actualmente Profesor asociado de la Universidad Nacional.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*