LIBERÉMONOS PARA TRANSFORMAR

Opinión Por

El pasado martes 08 de junio a las 7:00 a.m, científicos, ambientalistas, artistas y ciudadanías libres nos reunimos en la puerta de la sede nacional del Partido Liberal, ubicada en la avenida Caracas con calle 36 en Bogotá, ese mismo lugar que para muchos de nosotros fue la sede desde la cual impulsamos causas sociales y políticas, para renunciar.

Este fue el manifiesto que colectivamente escribimos para configurar nuestra renuncia y al que quiero darle eco, ya que por causalidades, la orden en el Partido Liberal fue mantener la sede cerrada. Ni el día en que nos íbamos tuvieron la grandeza de escuchar, grandeza que jamás existió allá y que en definitiva no tendría mayor impacto porque hoy Colombia ya entendió que los partidos políticos suprimieron su legitimidad al olvidar sus bases, escenario desde donde emanan las razones superiores de quienes dicen representar. Sin duda, llegó el momento de liberarnos como sociedad de la vieja política y de los viejos poderes, si queremos impulsar un nuevo proyecto de Nación.

A continuación el manifiesto, expresión con la cual nació LIBERÉMONOS, un movimiento de inspiración nacional para estimular la política de la cotidianidad:

LIBERÉMONOS PARA TRANSFORMAR

Hoy hemos venido aquí a liberarnos de los viejos poderes, de la vieja política, de esta casa y todo lo que representa. ¡Justo lo que Colombia ya no quiere más!

Queremos un proyecto de nación para ocupar un papel relevante en la historia, una historia que dote de dignidad y calidad de vida a todos los colombianos sin excepción, y que valore lo que nos hace potencia: nuestro talento humano, nuestra biodiversidad y nuestra capacidad de creer que es posible darle otro rumbo a este estado de cosas. Nada ni nadie nos arrebatará esa posibilidad.

Ya no nos interesa hablar del Partido Liberal, de este decrépito, paquidérmico y prostituido fortín de intereses oscuros, que hace mucho tiempo dejó de representarnos, pero que por la nostalgia y el respeto que guardamos a ideas y a auténticos liberales como Rafael Uribe Uribe, Jorge Eliécer Gaitán Ayala o incluso Luis Carlos Galán Sarmiento -que de hecho y en definitiva no son sus hijos-, nos mantuvo en una militancia donde fuimos reducidos a cargar un lastre a espaldas, y a ser el ‘lavadero de imagen’ de barones electorales.

Hoy nos liberamos -incluso- de nuestra propia incapacidad para confiar en que no podremos derrotar estos viejos poderes: Un partido envejecido, con una juventud entristecida, usada para mejorar su imagen y para conservar sus privilegios.

Hace mucho tiempo no hay Partido: Ni se puede ser parte, ni se puede participar, mucho menos ser partidario de objetivos tan ruines. Es una causa perdida, pues ellos se dedicaron a acabar con esta colectividad y, por ello, habiendo representado causas claras, liderando intra-procesos innovadores y reales en torno a la creatividad, la ciencia y la sostenibilidad, preferimos irnos y dejarles su casa, porque -para quienes somos emergentes y diversos- no tiene lógica alguna seguir aquí.

Colombia necesita de nuestra fuerza genuina, de nuestra capacidad para crear una nueva narrativa. Así como impulsamos el Liberalismo Creativo, el Liberalismo Ambiental y el Liberalismo Científico, trabajaremos desde otra orilla por un proyecto de Nación, un propósito a largo plazo que no se reduce a unas elecciones y a tener que cargar con ‘el muerto a las espaldas’ que significa la marca Partido Liberal, y lo que la gente siente cuando la escucha y la ve. Porque no nos digamos mentiras: sienten repulsión.


Creemos que hemos cumplido, pero insistimos en que no le vemos sentido a dar la batalla con quienes no son pares sino componenda.

Por eso, hoy nace LIBERÉMONOS, que, desde la horizontalidad y el colaborativismo, recogerá esa profunda fuerza creadora de la juventud colombiana. De la mano del estímulo a la creatividad, la ciencia, la tecnología, la innovación y la sostenibilidad, planteará la acción contra el cambio climático y propondrá soluciones diversas a las principales problemáticas que nos aquejan.

Se trata, así, de un movimiento político y ciudadano conformado -inicialmente- por cerca de 300 personas, que promueve la articulación entre política, arte, ciencia y ambientalismo, para enfrentar desafíos tan grandes como el cambio climático y todo lo que vemos hoy: la desesperanza de los adolescentes y jóvenes colombianos, que no ven un futuro prometedor ni para ellos ni para sus familias.

Desde ya, invitamos a otros militantes del Partido Liberal, en todos los rincones del país, a ser parte. Entre todos consolidaremos a LIBERÉMONOS como un movimiento que canalice y transforme la rabia en creatividad y la frustración en esperaza.

Por lo anterior, a quienes quieran ser parte de LIBERÉMONOS los invitamos a visitar sus redes sociales (Twitter: @LiberemonosCol; Instagram: @LiberemonosCol; Facebook: Liberémonos Colombia). Hoy LIBERÉMONOS, una semana después de este manifiesto y su lanzamiento, ha empezado por acordar colectivamente un código de ética compartida y en los próximos días empezará de manera virtual y presencial los ‘Diálogos Liberémonos’, unos espacios para poner en común las capacidades, narrativas y causas de los miembros que lo integran.

Estamos preparados para transformar. Por Colombia ¡LIBERÉMONOS!

Comunicador Social, ex-candidato a la Cámara de Representantes por Bogotá, creador del Liberalismo Ambiental, el Liberalismo Creativo y Liberalismo Científico, cofundador de la Plataforma Ciudadana Creatividad para Colombia. www.andresguzman.co

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*