CAPITALISMO, GLOBALIZACIÓN Y POBREZA

Opinión Por

El amauta Brasileño Milton Santos decía, existió un tiempo donde la pobreza no tenía un carácter tan perverso y discriminante, pero a lo largo de la historia entre la formación del capitalismo, la industrialización, formación de metrópolis, migraciones rurales y urbanas la pobreza fue tomada como característica marginalizada, y luego excluyente.

Si ser pobre es no tener los medios para satisfacer grandes necesidades, pero que en lo limitado todavía pueden subsistir; entonces qué significa ser un miserable pobre. Para la infelicidad de algunos los pobres aumentan cada día más yendo al abismo de ser miserables pobres-no tener nada de nada.

En este sentido, en qué mundo vivimos que cada día, y hora que transcurre el mundo se infesta de mezquindad y pobreza. El buen salvaje se convirtió en mal salvaje, o es que en realidad no hay ni buen salvaje o mal salvaje, si no que existen seres tan miserables que no se merecen llamarse seres humanos, dado que su cuerpo no es carne, es hecho de papel dinero; su corazón tendría una masa cefálica robótica con solo unas dos palabras grabadas a repetir, etnocentrismo y ley del más fuerte.

Y, qué se puede decir del capitalismo, lógica de la bestialidad. Hay un argumento muy popular en alguna gente que dice: cómo se puede criticar al capitalismo, si ahí sale el dinero para el día a día, vestido, compra de comida, movilidades, hasta el computador que hoy se usa es del capitalismo. Se responde, a ese argumento, y quién hace que todo ese capitalismo exista, quiénes son los seres humanos, si todavía lo somos, los que dan vida o existencia a ese bicho llamado capitalismo. El capitalismo existe, porque existe un hombre que lo hace existir, y existe el capitalismo porque existe una cosa llamada fuerza de trabajo, en pocas palabras el capitalismo no te regala nada, y no da nada a nadie. El capitalismo puede ser comparado con aquella frase, vivirás, comerás con el sudor de tu frente. Entonces, cómo se va creer que un gusano que corroe la vida humana, la explota y la hace miserable luego la desecha va ser un bien para la vida y fatídica existencia de la humanidad.

La globalización puede ser entendida como un arte creativo del capitalismo ampliado y estandarizado. Valga la redundancia Milton Santos resaltó que la globalización es el ápice del proceso de internacionalización del mundo capitalista. Lo que quiere decir es que ahora el capitalismo mueve todo mediante el uso de técnicas y por otro lado el factor político modus operandi para imponer sus programas. En síntesis, el capitalismo global es el uso de nuevas técnicas para el sometimiento y control de cada nueva historia que el mundo presente. Si pensamos esté presente, el Covid-19 es un chivito expiatorio único y perfecto de esta época, donde el juego del capitalismo global por medio de las técnicas y la ciencia científica, con la idea de salvar la humanidad encubren su más intrínseco y perverso sentido de su forma.

No debe haber dudas de que la globalización y el capitalismo necesitan a los marginalizados, pobres, y miserables pobres para existir. En todo caso el orden hegemónico necesita a esa aldea global de fuerza de trabajo pobre, para ser su combustible para seguir ampliando y bombeando sangre en dinero y sobre valorada plusvalía, o capital dinero.

Antes existían muchos motores capitalistas en cada país o territorio, en este presente solo hay uno, el motor capitalista globalizado. En el mundo del más allá del capitalismo no entra ni Dios ni el diablo- solo entra el dinero como único señor de señores. Entonces, los pobres del mundo en razón del capitalismo solo son una especie de leña o carbón, para hacer girar un molino donde solo sale miseria e individualismo. En pocas palabras con el programa perverso del capitalismo y sus sistemas políticos y económicos neoliberales, los pobres son como una especie de ficha que se mueve de ser pobres en un lado, pasan a ser nuevos pobres de manera automática en otra cosa.

A toda luz, se tiene que embrujar la vida para así desencantar y florecer buenas prácticas para salvar lo que todavía queda. Al capitalismo se lo contrarrestó con nuevas lógicas humanas. El mundo hoy está muy hechizado por la idea del progreso y la competitividad individualista, se tiene que embrujar y desencantar con mucha resiliencia. Resaltar que el capitalismo, globalización, neoliberalismo, neoliberalización, pobreza y desigualdades son violencias amenazantes vivas y existentes las 24 horas del día, y los 365 días al año. Por último, resaltar, que la hora de buscar el espíritu de la lucha unificada internacional con urgencia ha llegado. El apocalipsis del capitalismo es real frente al mundo humano y toda la tierra. Mariátegui resaltó, aún somos pocos para andar divididos.

Natural de Perú, Huancabamba. Licenciado en Ciencia Política y Sociología por la Universidad Federal de Integración Latinoamericana- UNILA- Brasil donde vive actualmente. Líder del Grupo de Estudios e Intercambios Andinos de Huancabamba y América Latina- GEIAHAL.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*