DESCOLONIZARSE: FELIZ 2022

Opinión Por

El río suena y rebeldía ya trae. Mario Vargas Llosa el intelectual más ilustrado que el Capitalismo y el Liberalismo neoliberal Latinoamericano tiene, hace unos días atrás con tanto desespero resalta: Estamos perdiendo América Latina, por las izquierdas radicales, es una catástrofe, el pueblo no sabe elegir. ¿Entonces, qué estará pasando que se levantaron las elites y sus intelectuales?; ¿quizás su hechizo se va desvaneciendo de los llamados pueblos encantados que desde 1492 se les obligó a que abandonen lenguas, religiones, culturas identidades por ser inferior, y que no servía?

Dussel en su libro 1492 (1994) da a conocer que para Kant el concepto: inmadurez, monstruos, inmaduros, o simplemente débiles, degenerados, sirvió para   para referirse a América Latina en su época. Al parecer los inmaduros, los pobres de espíritu, los sin razón que nunca existieron van despertando allá en la torre de la ignorancia y la negación que les impuso. No olvidar que sobre las religiones se inculcó que solo existe un Dios que con sus barbas grandes blancas anda caminando por las nubes, y si no se hace lo que quiere, te daría golpes con su bastón de palo; tipo si no te bautizas no entras al reino de los cielos. Si no te casas por la iglesia los hijos, as, son criaturas de satanás. Tan mala suerte se tuvo que nos trajeron un Dios único, violento, y que se enoja si no lo eligen; para el colmo es celoso de otros dioses inferiores.

Todas las formas de ocultación del otro, otras, otros, nos convirtieron en pueblos, miedosos, tímidos, hipócritas con visión de inferioridad siempre.  Entonces, descolonizarse no es de la noche para la mañana, se tiene que vivir dentro y en contra de ella día y noche.  Descolonizarse no es cerrar las puertas a lo externo, ni tampoco ser calco o copia de los eurocéntricos y estadounidenses; tampoco se confunda que se quiere volver al pasado y vivir como la edad de piedra; re-continuar actuando desde lo nuestro, es conocerse, entender, y reflexionar primero nuestro espacio.

Reflexionando el 2021 la función política, junto al juego dado por las garantías de los sistemas democráticos dirigidos desde las burguesías capitalistas y sus burocracias de los Estados no están siendo para nada favorables para la clase capitalista, eso ha hecho que el ego neoliberal se junte en decir, el pueblo no está sabiendo votar o elegir sus autoridades.  El 2021 se culmina con un voto rebelde Sur Andino Indígena Plurinacional situado y focalizado que vuelve a despertar de sus sueños para la rebeldía.   Se empieza con Perú, la resistencia Indoandinacampesina llevó a un candidato Indígena del Ande que se espera eche raíces, y mantenga la moral del pueblo que lo eligió; sobre todo nunca olvide al partido que le permitió llegar a donde está. 

El capitalismo y sus intelectuales, dicen que es una aberración que los pueblos del Sur están eligiendo otros caminos que no sea el neoliberalismo. En Chile el 19 de diciembre de 2021 siendo el país donde se implementó el neoliberalismo desde 1980, dijeron no al plan piloto del capitalismo mediante elecciones presidenciales en segundo turno.  Según el Servicio Electoral de Chile – SERVEL (2021) asistieron a votar 8.363.910 electores del cual   Gabriel Boric Font candidato de Izquierda derrotó con 4.620.890 a   José Antonio Kast candidato del capitalismo con 3.650.088 votos. Resaltar que Chile sería el tercer país que seguirá el ejemplo a Ecuador y Bolivia en mudar su Constitución por una Plurinacional en el año 2022- lo cual se felicita, y nos da ánimos de que es posible todo, y que nada está dicho. 

 Siguiendo en la reflexión, el ejemplo del pueblo hermano de Chile para el resto de países de la región Sur; se rescata que sí se puede, y que nada está dicho, no hay fin de historias.  Colombia por ejemplo podría ser otro de los países a ser candidato a la posibilidad de lograr buscar un giro diferente al neoliberal, hasta proponer una nueva Constitución. Brasil donde también las llaves del colonialismo eurocéntrico modernista y estadounidense dicen aquí ya todo está dicho no hay nada que mudar, se espera Lula gane las elecciones el año 2022. Pensando en el Perú, se espera que se busquen los mecanismos urgentes para concretar la Nueva Constitución, de lo contrario, la llegada de Castillo al poder habrá sido en vano. Somos optimistas de que se viene una época anti capitalista en Bloque no antes vista, y que alistemos pluma para escribirla.

El 2021 se culmina a pesar de las adversidades del Covid-19, dando señales de esperanza, esperando dar continuación el 2022.   Entonces, ¿cuál es el papel de los intelectuales en el mundo real?; ¿qué respuestas se pueden empezar a proponer como soluciones concretas?; ¿de qué lado estamos?  

Natural de Perú, Huancabamba. Licenciado en Ciencia Política y Sociología por la Universidad Federal de Integración Latinoamericana- UNILA- Brasil donde vive actualmente. Líder del Grupo de Estudios e Intercambios Andinos de Huancabamba y América Latina- GEIAHAL.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*