EL NEOLIBETALISMO SANGRA AL PUEBLO

Opinión Por

El neoliberalismo, sería en síntesis toda práctica ideológica impuesta por el capitalismo donde el medio del libre mercado y las regulaciones económicas, políticas y burocráticas se imponen para una sociedad. Recordar al soñado y utópico Consenso de Washington-1989, que los Estados periféricos adoptaron, preguntamos ¿Con el libre comercio ya estamos cerca del ansiado salto al desarrollo y el progreso?

La neoliberalización. En Neil Brenner, Jamie Peck, Nik Theodore (2012) la neoliberalización cumple un papel fundamental, ser instrumentalizadora de las políticas de inserción del capitalismo. En este sentido la neoliberalización aparece expandida y profundizada desde los años 1970 en adelante, y proponen tres dimensiones para abrir camino al neoliberalismo en el mundo: (a), experimentos regulatorios tanto de mercados y del Estados; (b) la famosa ley de transferencia interjurisdiccional, para insertar los modelos capitalistas y sus formulas a los gobiernos; (c), la formación de regímenes de normas trasnacionales, para fomentar sus reglas a nivel mundial. 

¿Qué sucede en Colombia desde un mirar internacional?

Colombia con más de 73 mil fallecidos por el Covid-19 se pronuncia para el mundo, de que nada está perdido, y que no hay más remedio que salir a las calles si algo se quiere lograr.   Es uno de los países que por así decirlo cumple muchos roles estratégicos para los Estados Unidos, desde el campo político, económico y militar. El interés del capitalismo piloteado por los grandes capitales siempre serían mantener un estándar de gobiernos neoliberales para mantener el rol hegemónico de dicho país, por medio de la cohesión social, y la represión si es necesario.

El mundo debe de saber que el tema de Colombia y las regulaciones sobre la reforma tributarias neoliberales son en parte las muestras de que el capitalismo y sus fórmulas burocráticas no dan para más, un ejemplo calve es  el gobierno de Iván Duque, que mediante la   Ley de Solidaridad Sostenible, desencadeno fuertes resistencias de los gremios sindicales y organizaciones sociales, y que al final de todo, contando siempre a los muertos de las luchas, el domingo 2 de abril se habría derogado tal proyecto de reforma económica.  

¿Por qué siempre que hay muertos de por medio recién el neoliberalismo se ablanda?

Digamos así, el capitalismo, y neoliberalismo nunca fue amigo del hombre, su gran amigo fue el trabajo y el dinero. El 1 de mayo día del trabajo para los colombianos, se podría ver, como un día no tan lejano, a las manifestaciones históricas de los millones de trabajadores en el siglo XVIII, en Chicago que, con duras jornadas de lucha frente al capitalismo de la época, se lograron las 8 horas de trabajo, pero que no hubo triunfos sindicales sin muertes, juicios, detenciones, y uso de la fuerza militar.  En lo contemporáneo, se ahorca, y se mata a los manifestantes desde varios niveles, por bala, coimas a dirigentes, y pidiendo recaudos a quienes no pueden pagar más de lo que ya no tienen, haciendo ricos a los que más tienen. Colombia y sus manifestaciones, sumándole el hecho de que se habría logrado bloquear la propuesta del gobierno, debe llamar la atención del porque el mundo sub desarrollado insista en seguir en la búsqueda de nuevos caminos que suavicen el modo de vivir de los pobres, vía repertorios de lucha.

Resaltar que el modo capitalista bajo el hecho de sus regulaciones y formulas experimentales para tratar las crisis y el desempleo, siempre va abrir mano sobre la gran demanda de los bienes de consumo, donde el juego de los intereses y aranceles de inversión se juntan, y es ahí donde pobres y ricos están desiguales. Seguido, la justificativa de exponer que el gasto público del Estado se encuentra en crisis y fallido son meras formulas neoliberales, recordar el ejercicio de los Chicago Bois de Chile. Los pilares de la neoliberalización a grandes rasgos mencionados podrían estar jugando para el lado del interés del capital extranjero un favor, pero para los invisibles es todo lo contario, ser explotados más de lo que ya son.  

Se vive en la música del capitalismo no hay dudas, pero valdría la pena volver a leer al capital desde el siglo XXI. Dejar de soñar en las viejas e ilustradas victorias del socialismo europeo, es una obligación para pensar el presente de la revolución de lo periférico. Reconocer que el socialismo ha fallado, y que todavía no se lo encuentra, o no sabemos cómo será luego de la pos-pandemia es una certeza dura aceptar. El capitalismo es una realidad, pero la resistencia a este modelo, es y será cual espada aguda lista para mostrarse, eso es una realidad certera. No confundir, a que ya no hay nada que hacer, todo lo contario, se debe de volver a reinterpretar todo. 

El temor del capitalismo será enfrentar a la población en las calles.

Natural de Perú, Huancabamba. Licenciado en Ciencia Política y Sociología por la Universidad Federal de Integración Latinoamericana- UNILA- Brasil donde vive actualmente. Líder del Grupo de Estudios e Intercambios Andinos de Huancabamba y América Latina- GEIAHAL.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*