Elecciones en los Estados Unidos: La incertidumbre

Análisis Por

Las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, que se llevarán a cabo el próximo 3 de noviembre, han marcado un punto crítico en la democracia del gigante norteamericano, y es que no podía ser de otra forma, con Donald Trump como presidente, se esparaba una elección sumamente polarizada en medio de la crisis provocada por la pandemia.

A menos de un mes de la elección el presidente Trump todavía tiene probabilidades de vencer al democráta, pero necesitará un importante repunte o una sorpresa como ocurrió cuatro años atrás en su cara a cara con Clinton.

Como se sabe, en los Estados Unidos los candidatos presidenciales dependen del número de Colegios electorales que entregan cada uno de los Estados en juego, esto significa que algunos Estados entregan un mayor número de electores, de un total de 538, y necesitan al menos 270 para ganar.

Aunque las encuestas a nivel nacional dan ventaja a Biden, con un 52,1% sobre Trump con un 41.9% según el ponderado de encuestas de Fivethirtyeight,  pero la medición que realmente importa será de Estado por Estado, donde mientras Biden conserva una importante ventaja en un Estado grande y generalmente demócrata como California, ambos candidatos empatan en Texas, un Estado que históricamente ha votado por los republicanos, también queda por definirse Florida y Ohio, dos Estados considerados dentro de las visagras que definirán la elección.

Dos opciones muchas preguntas

Aunque Trump, considerado errático por varios analistas, y políticamente incorrecto, ya tiene una gestión conocida en la Casa Blanca, lo que vendría con su liderazgo en los próximos cuatro años sigue dejando más preguntas que respuestas, mientras Biden promete un cambio, pero al mismo tiempo representa 50 años de carrera política.

El primer debate, aunque reñido, ha dejado en las encuestas una ligera ventaja a Biden, ventaja que si bien ha podido detener la campaña de Trump, ha recibido otro golpe con el diagnóstico de Covid-19 del presidente, algo que incluso a muchos republicanos disgustó por considerar que el magnáte no guardó los cuidados debidos.

Según la más reciente encuesta de CNN/SSRS el 63% de los encuestados considera que Trump fue irresponsable en su manejo del virus y en la salud de sus allegados. Pero esto no parece mover su desaprobación, que en el consolidado de encuestas de Fiverthirtyeight lo mantiene en el 53,4%, con una aprobación del 43,2%.

Los dos candidatos mayores de 70 años, también han tenido que luchar contra una campaña en condiciones particulares, con una pandemia que ha impedido muchos de los conocidos eventos masivos previos a la elección, y al mismo tiempo ha intensificado la campaña en redes sociales y otros medios.

Por ahora estos margenes demuestran que la elección estará muy cerrada, pues a falta de definición sobre los Estados clave en la carrera por la Casa Blanca, los Democrátas no pueden confiarse en una mayoría en el voto general, pues fue precisamente lo ocurrido hace 4 años, y una vez más con Al Gore vs. George W. Bush en el 2000.

¿Se definirán los Estados clave con los dos debates restantes? El próximo encuentro será el 22 de octubre, al aplazarse la fecha del debate producto del diagnóstico del presidente Trump.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*